Ecologistas y peregrinos en pie de guerra contra la Junta de Andalucía por cambiar el Camino de Santiago por Sevilla

» El Tribunal Supremo se pronunciará sobre la modificación del trazado del Salto de la Trocha para evitar su paso por una finca de la familia Benjumea y otra que era de José Ortega Cano 
» La decisión obliga a discurrir por una carretera "peligrosa" para la veintena de colectivos que se han sumado a una movilización prevista el 4 de marzo para denunciar la "usurpación" 
»La Junta defiende la decisión "para mejorar y potenciar como nuevo recurso turístico recreativo el actual Camino de Santiago"

 Fuente: eldiario.es / Olga Granado 11/02/2018 

Vereda del Salto la Trocha, Castilblanco de los Arroyos, Sevilla © eldiarioesEl Salto de la Trocha, una vía pecuaria en el término municipal de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla) incluida en el Camino de Santiago por la  Vía de la Plata, es uno de los paradigmas del problema de usurpación de trazados públicos en España del que se ha hecho eco hasta la prensa internacional. La Plataforma Ibérica de Caminos Públicos (PICP) lo incluye en su top ten de "los  casos más  significativos del país por el nivel de injusticia que generan respecto al derecho sobre el paisaje". Reúne todos los ingredientes para ello: es una ruta emblemática, objeto de décadas de reivindicación, y entran en juego los intereses de familias muy conocidas.

El consejero de Medio Ambiente y O.T., José Fiscal, asegura que la ley de caminos públicos de la Junta de Andalucía "seguirá adelante" y da la bienvenida a "quien quiera sumarse"

- El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, asegura que Ley de Caminos Públicos de la Junta "seguirá adelante con toda certeza" y da la bienvenida a "quien quiera sumarse", después de que el grupo parlamentario Podemos Andalucía haya apuntado que tiene ultimado un texto legislativo para la protección y defensa de los caminos públicos al que esperan que se sume el PSOE-A.

Fuente: LaVanguardia / SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Almonaster la Real, Huelva mantiene su compromiso con la recuperación de los caminos públicos usurpados del municipio

- El área de Medio Ambiente está realizando un estudio cartográfico para confirmar el uso público de estas vías en el pasado

El Ayuntamiento de Almonaster la Real ha manifestado el compromiso de continuar trabajando contra la usurpación de algunos caminos públicos de su término municipal. Según han explicado desde el área de Medio Ambiente, el objetivo es la recuperación de estas zonas para facilitar el libre tránsito de los ciudadanos y visitantes.

Fuente: Ayuntamiento de Almonaster la Real - jueves, 25 de enero de 2018

El juez sentencia que el camino de La Palomera en Córdoba, es público y no de los Maristas

La congregación religiosa presentó en 2016 una demanda en la que reclamaba la propiedad de la vía que conduce al Castillo de Maimón

Marcha de los vecinos a La Palomera.Córdoba / CordópolisEl titular del Juzgado de Primera Instancia Número 10 ha sentenciado que el camino de La Palomera que discurre por la finca del Caserío de Maimón es de carácter público. La propiedad de esta vía terminó en los tribunales porque la congregación religiosa de los Maristas consideraban que el trayecto que atraviesa la finca de Maimón -de su propiedad- le pertenece. Los vecinos y el Ayuntamiento de Córdoba, en cambio, defienden que el camino de La Palomera es público en su integridad. Ahora, el magistrado les ha dado la razón.

Fuente: Cordópolis / MANUEL J. ALBERT - 06/01/2018

Ecologistas activistas defensores de los caminos públicos se sienten atemorizados en Huelva

-En Huelva hay más de 250 Caminos Públicos y Vías Pecuarias usurpadas

-Ninguna que se pueda transitar libremente sin que te encuentres una alambrada o una cancela con candado que te impida el paso.

Ecologistas activistas defensores de los caminos públicos se sienten atemorizados en Huelva No hay que irse a Honduras o Guatemala para ver como Activistas que luchan por los derechos de los ciudadanos, son perseguidos, extorsionados, amenazados y en el peor de los casos asesinados por sicarios pagados por multinacionales que con toda impunidad, cometen atrocidades contra la población o contra el medio ambiente. Sencillamente, no les interesa su lucha; son una “molestia” constante, o en otras palabras, les “jode el negocio” y no pueden campar a sus anchas, o sí.