2017: la sociedad civil consolida la defensa de los caminos públicos

“Vale la pena lograr que, junto a los pastores y sus reses, circulen por esos caminos estudiosos y deportistas, viajeros y curiosos, turistas aislados o en grupo, reviviendo rutas seculares, haciendo renacer nuevos intereses y actividades, gracias a un patrimonio público felizmente recuperado”.

José Luis Sampedro. (José Luis Sampedro fue un gran defensor de los caminos públicos y este año se conmemora el centenario de su natalicio: 1 de febrero de 1917-9 de abril de 2013)

José Luis Sampedro sintetiza en su pequeño, pero sustancioso poema, el escenario al que queremos llegar l@s amig@s de los caminos públicos. Y en esas estamos José Luis embarcados en un proceso de decidida defensa de los caminos públicos que cada vez abarca a un mayor número de personas y grupos del conjunto de la geografía del Estado español, cada uno con su acento pero con un mismo objetivo: recuperar definitivamente el patrimonio público que representan los caminos.

 

Caada Real Segoviana pJosé Luis tu eres consciente que la defensa de los caminos públicos constituye uno de los retos de mayor envergadura que están acometiendo personas y organizaciones de la sociedad civil que, con el tiempo, han pasado de una actitud defensiva frente a los ataques a los caminos públicos por parte de ciertos sectores de la sociedad y de la Administración pública, a una actitud en la que la su defensa está suponiendo:

- La coordinación del trabajo de un importante número de grupos y personas de distinta formación, procedencia y experiencia que enriquece el trabajo de defensa de los caminos públicos. Ahí está la PICP para demostrarlo;

- La formación de l@s amig@s de los caminos públicos en materia histórica, cultural, cartográfica, administrativa, jurídica, … que nos está dotando de potentes y sólidas herramientas para abordar la defensa de los caminos públicos en sus múltiples vertientes;

- La formulación de propuesta claras, atractivas y de futuro a los titulares de los caminos públicos que permitan recuperar este importante patrimonio público.

- El tejido de alianzas con aquellas administraciones (de cualquier nivel), instituciones y organizaciones que están preocupadas e interesadas en proteger y dar usos racionales a nuestros caminos públicos, así como con los usuarios tradicionales de éstos, en especial con nuestros ganaderos.

- El apoyo decidido a proyectos como la publicación del “Libro de los caminos” que ha puesto de manifiesto que aunar esfuerzos y voluntades permitirá, en un breve plazo de tiempo, contar con otra herramienta estratégica que nos ayudará a defender mejor a nuestros caminos.

- Y como no el trabajo más clásico, pero necesario, de formulación de denuncias ante atentados contra los caminos públicos y sus usuari@s, presentación de alegaciones en los periodos de información pública de actuaciones privadas o públicas que les afectan, marchas, manifestaciones, etc.

Todavía nos queda camino por andar hasta llegar a ese escenario final que nos dibuja José Luis Sampedro en su poema, pero tenemos la gran suerte de contar con un activo muy importante, el capital humano de las personas y grupos de amig@s de los camin@s públicos. Personas y grupos, mujeres y hombres que, sin estridencias pero pisando fuerte, estamos decididos a recuperar para el conjunto de l@s ciudadan@s del Estado español el importante patrimonio público que representan nuestros caminos.

Hilario Villalvilla Asenjo. Área de Medio Natural. Ecologistas en Acción de la villa de de Madrid.