`El viaje constante´: un filme que retrata el recorrido de mil ovejas desde la Sierra de Segura hasta la Sierra Morena

La película de Joaquín Lisón es una crónica del viaje desde la Sierra de Segura hasta la Sierra Morena, con un rebaño de mil ovejas de raza segureña en noviembre de 2017. Un recorrido de 200 kilómetros de distancia

“El mundo rural está sufriendo una despoblación muy acentuada y esto afecta a los bienes de interés general para la cuenca del Segura y la región de Murcia que allí se conservan” afirma Lisón

Fuente: eldiariomurcia  04/06/2019

El miércoles 5 de junio 2019 a las 21h en la sala A de la Filmoteca Regional de Murcia el realizador Joaquín Lisón y la productora Conchi Meseguer (InDirectFilm Producciones) presentan un pre-estreno de la película `El viaje constante´ con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente. La película es una crónica del viaje desde la Sierra de Segura hasta la Sierra Morena, con un rebaño de mil ovejas de raza segureña en noviembre de 2017. Un recorrido de 200 kilómetros de distancia.

La motivación del director, Joaquín Lisón, y la productora, Conchi Meseguer, es visibilizar a través del cine los diversos patrimonios naturales, sociales y culturales de la cuenca del Segura, con especial atención a los que están en riesgo de desaparición.

“El mundo rural está sufriendo una despoblación muy acentuada y esto afecta a los bienes de interés general para la cuenca del Segura y la región de Murcia que allí se conservan” afirma Lisón. “Uno de esos bienes es la ganadería extensiva extrema del ovino segureño, una raza autóctona de gran rusticidad, que es criada en nuestra Sierra de Segura en régimen ecológico y del que se extrae una carne de alta calidad ecológica” concluye Meseguer.

Este tipo de ganadería se desplaza a pie y aprovecha recursos naturales durante todo el año, contribuye al mantenimiento del paisaje y de las vías pecuarias, fertiliza el suelo y ayuda a la prevención de los incendios. Estos beneficios se conocen como "servicios ecosistémicos" y entre ellos destaca el mantenimiento de la biodiversidad. A pesar de todas estas ventajas este sistema de producción está en riesgo de desaparecer. Como señala Lisón, “la ganadería ovina nos ha alimentado y vestido durante siglos, ha fijado población al medio rural, generando diversidad de razas autóctonas e impregnando nuestra cultura, por lo que es un patrimonio que hay que defender”.

`El viaje constante´, un filme de Joaquín Lisón

`El viaje constante´, un filme de Joaquín Lisón

En los últimos 20 años España ha perdido el 36% del censo ovino, descenso más acusado en las explotaciones extensivas de zonas desfavorecidas. Esta situación está relacionada con los bajos precios del cordero cuyo consumo ha descendido un 40% en la última década, agravando la crisis del sector ovino en especial de las explotaciones extensivas. Si la tendencia no cambia, podría desaparecer el ovino extensivo de nuestro entorno en las próximas décadas.

 “Las razas autóctonas son un legado genético de la ganadería extensiva, están perfectamente adaptadas a las condiciones ambientales de cada territorio y deben ser conservadas por su valor estratégico” asegura Meseguer. Entre las 44 razas autóctonas de ovino españolas, el ovino segureño destaca por su adaptación a las duras condiciones de las Cordilleras Béticas Orientales. Es una raza de aptitud cárnica de referencia por la alta calidad y sabor de su carne y dispone de una Identificación Geográfica Protegida que garantiza su procedencia de rebaños de raza segureña desarrollados a una altitud mínima de 500 m en comarcas de Almería, Granada, Albacete, Jaén y el Noroeste de Murcia.

El reto de las asociaciones de productores es establecer un sistema de diferenciación del cordero segureño explotado en condiciones puramente extensivas, así como el trashumante, para que el consumidor pueda acceder a este producto con garantías de trazabilidad.

`El viaje constante´, un filme de Joaquín Lisón

`El viaje constante´, un filme de Joaquín Lisón

Joaquín Lisón y Conchi Meseguer de InDirectFilm Producciones desarrollan desde el año 2016 el proyecto "La Memoria de un Río: cine, patrimonio y desarrollo sostenible". Un proyecto de cinco películas (de Pontones a Guardamar) con una fuerte apuesta por el cine local murciano con la pretensión de divulgar y poner en valor la identidad comunitaria de la Cuenca del Segura.

“El viaje constante” es el tercer largometraje  del proyecto y en todos ellos se mezcla el género documental con ficciones de personajes locales. En esta película hay que destacar la participación de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia y del profesor de la misma, Antonio Contreras de Vera. El próximo año 2020 InDirectFilm presentará su cuarta película que contará, una vez más, una historia en torno al río Segura; esta vez a su paso por la ciudad de Murcia.